Por qué contratar un seguro de vida para enfermedades graves

Los seguros de vida se han convertido en una garantía básica para muchas personas, ya que estos, aseguran la indemnización en caso de fallecimiento. Pero, ¿qué sucede cuando te diagnostican una enfermedad grave que te impide trabajar? Algunos seguro de vida pueden incluir las enfermedades graves como un riesgo adicional para que en caso de sufrir una enfermedad, la compañía aseguradora te abone una indemnización como respaldo financiero antes esta nueva situación.


Cuando una persona, a causa de una enfermedad, se ve obligada a abandonar su trabajo y dejar por tanto de generar ingresos, se puede producir un desplome económico en el hogar familiar. Para ayudarte en esta situación, desde BLB Seguro queremos asesorarte para que puedas elegir aquel seguro que más se adapta a tus necesidades. Por ello, queremos explicar en el artículo de hoy en qué consiste este seguro, cuáles son sus coberturas y por qué contratarlo.

¿Qué es un seguro de enfermedades graves?

Un seguro de enfermedades graves, también conocido como seguro de vida para enfermedades graves, es un tipo de póliza que ofrece una suma asegurada en caso de que el asegurado sea diagnosticado con una enfermedad grave cubierta por la póliza. Eso sí, debes considerar que no es lo mismo una incapacidad permanente que una enfermedad grave. Es por ello que dentro de los seguros de vida se tratan como coberturas diferentes.

Este tipo de seguro de vida te brinda protección a ti y a los tuyos estableciendo un respaldo económico para el supuesto de que se presenten determinadas enfermedades graves, como puede ser, por ejemplo, un cáncer. Así, el seguro te permitiría enfrentar la enfermedad con la necesaria protección económica, de tal modo que esta afecte lo menos posible a la economía familiar. Y es que, la suma asegurada se puede utilizar para cubrir gastos médicos, tratamientos, recuperación, o cualquier otra necesidad financiera que surja durante el proceso de enfermedad.

¿En qué consiste la cobertura de enfermedades graves?

La cobertura de un seguro de enfermedades graves varía según la póliza y la aseguradora. Algunas aseguradoras garantizan un capital adicional y específico para estos supuestos, mientras que otras lo que plantean es un anticipo del capital asegurado para el fallecimiento. De ahí la importancia de comparar bien los diferentes seguros de vida para enfermedades graves y elegir la póliza que mejor se ajuste a lo que realmente quieras.

¿Qué enfermedades suele cubrir un seguro de vida para enfermedades graves.

Es importante tener en cuenta que no todas las enfermedades son consideradas como enfermedad grave. Cada compañía aseguradora tiene libertad para determinar qué enfermedades considera graves a efectos de este tipo de seguro. No obstante, suelen tener generalmente tal consideración las siguientes patologías:

  • El cáncer en sus diferentes tipologías.
  • Los infartos de miocardio y otras enfermedades cardiovasculares.
  • Los accidentes cerebro-vasculares (derrames, hemorragias, infartos cerebrales).
  • La insuficiencia renal.
  • El alzheimer.
  • La enfermedad del Parkinson.
  • Las quemaduras muy graves.

En caso de padecer estas u otras enfermedades graves recogidas en la póliza, el asegurado contará con un capital adicional para poder hacer frente a los gastos, inactividad y adaptación a las circunstancias exigidas por la enfermedad.

¿Qué enfermedades graves suelen estar excluidas en un seguro de vida para enfermedades graves?

Las pólizas de seguros de vida para enfermedades graves acostumbran a contener una serie de exclusiones, esto es, enfermedades no incluidas en la cobertura. En este sentido, cada compañía establecerá las exclusiones que considere convenientes. En cualquier caso, algunas de las más habituales serían las siguientes:

  • Patologías y accidentes anteriores a la contratación del seguro.
  • Enfermedades derivadas de epidemias o pandemias oficialmente declaradas. A este respecto, los afectados por coronavirus no están generalmente protegidos por esta cobertura.
  • Tumores que sean histológicamente clasificados como benignos, de baja malignidad potencial o no invasivos.
  • Accidentes o enfermedades provocadas por el propio asegurado, tales como intentos de suicidio o lesiones autoinfligidas.
  • La enfermedad del VIH o sida.
  • Las enfermedades mentales y/o nerviosas.
  • Las enfermedades relacionadas con el alcoholismo o la adicción a las drogas.
  • Las lesiones o enfermedades derivadas de la práctica de deportes considerados como de alto riesgo.

¿Por qué contratar un seguro de vida para enfermedades graves?

Tras haber explicado en qué consiste un seguro de enfermedades graves y cuáles son las enfermedades cubiertas, consideramos necesario comentar las razones más importantes por las cuales una persona debe contratar un seguro de enfermedad grave, es decir, las coberturas que este seguro ofrece:

  1. Protección Financiera: Una de las principales razones por las cuales se recomienda contratar un seguro de vida para enfermedades graves, es que ofrece una ayuda económica en forma de indemnización para hacer frente a los gastos que conlleva los tratamientos o los cuidados necesarios para tratar la enfermedad.
  2. Calidad de Vida: Es necesario destacar que no solo se ofrece una indemnización para cubrir los gastos derivados del tratamiento o los cuidados; sino que también, esta indemnización también te permite mantener tu nivel de vida si te quedas sin ingresos suficientes por no poder trabajar por incapacidad.
  3. Paz Mental para la Familia: Saber que se cuenta con un seguro que cubre enfermedades graves brinda tranquilidad a los familiares del asegurado, quienes pueden enfrentar la situación con mayor serenidad y apoyo emocional.

Puntos a tener en cuenta al contratar un seguro de enfermedades graves

  1. Cobertura detallada: Es importante revisar detalladamente qué enfermedades están cubiertas por la póliza y bajo qué condiciones.
  2. Exclusiones: Revisa las exclusiones de la póliza para comprender qué situaciones no estarán cubiertas.
  3. Suma asegurada adecuada: Calcula cuidadosamente la suma asegurada necesaria para cubrir los gastos médicos, tratamientos y otras necesidades financieras que puedas necesitar durante la enfermedad.
  4. Periodo de carencia: Algunas pólizas pueden tener un periodo de espera antes de que la cobertura entre en vigor. Dicho periodo marca el tiempo mínimo que deberás llevar en la aseguradora antes del diagnóstico para que tengas derecho al capital asegurado. Por eso, es importante conocer estos detalles.
  5. Edad de contratación: Por regla general, la cobertura de enfermedades graves suele tener una edad máxima de contratación. Aunque, lo habitual es que esta edad sea inferior a los 60 años.
  6. Asesoramiento profesional: Consultar con un corredor de seguros para obtener orientación sobre la mejor póliza según las necesidades y el presupuesto del asegurado.

En conclusión, un seguro de vida para enfermedades graves ofrece una protección invaluable en momentos de crisis de salud. Contratarlo es una medida inteligente para garantizar la estabilidad financiera y la tranquilidad emocional tanto para el asegurado como para sus seres queridos. Sin duda, es una inversión en el bienestar y la seguridad futura.

¡Somos especialistas en Seguros de Vida!

En BLB Seguro te ofrecemos un asesoramiento personalizado para que encuentres el seguro que mejor se ajusta a tus necesidades. ¡Solicita presupuesto sin compromiso! Puedes enviándonos un email, llamarnos al 952 00 67 20 o dejarnos tus datos para que nosotros te llamemos.



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Condiciones Generales

ACEPTAR
Aviso de cookies