¿Qué seguros desgravan en la Declaración de la Renta?

Cuando realices tu Declaración de la Renta, puedes llevarte una alegría y pagar mucho menos, ya que algunos seguros te permitirán disminuir tu tributación en el IRPF.


Al igual que ocurre con las aportaciones a los colegios profesionales o a los sindicatos, existen algunos seguros que pueden desgravarse en tu Declaración de la Renta. Desde BLB & Asociados hemos preparado una Guía con las deducciones que te pueden hacer ahorrar en tu Declaración de la Renta.

¿Cuál es el plazo la presentar la Declaración de la Renta 2020?

El plazo para presentar el impuesto del IRPF es del 7 de abril al 30 de junio de 2021. Desde el pasado 6 de mayo al próximo 30 de junio, puedes realizarla telefónicamente. Si prefieres realizarla de forma presencial, puedes hacerla a partir del 2 junio hasta el 30 del mismo mes. Igualmente, es necesario pedir cita. Te dejamos aquí toda la información necesaria para realizar dicho trámite.

¿Quién esta obligado a presentarla?

Si tu ingreso es igual o superior a los 22.000€ anuales, siempre que procedan de un solo pagador.

Si has percibido otras ayudas o prestaciones autonómicas, destinadas a colectivos en riesgo de exclusión social, situaciones de emergencia social, necesidades habitacionales,  necesidades de alimentación, escolarización y demás necesidades básicas de menores o personas con discapacidad a cargo. En el caso de que su suma no supere los 11.279,39 euros (1,5 veces el IPREM), quedarás exento de declararlo. Pero si el importe conjunto de todas las prestaciones percibidas supera la cuantía exenta, el exceso tendrá la consideración de rendimiento de trabajo personal.

Si durante el ejercicio 2020 has tenido dos pagadores. Este es el caso de muchos contribuyentes que estuvieron en ERTE durante el Estado de Alarma. Y es que, el SEPE se considera cómo otro pagador a efectos de la declaración de la Renta. En este sentido, estarás obligado a declarar, sí las cantidades recibidas por el segundo pagador (durante el ERTE por el SEPE) superan 1.500 € y la cuantía total excede de 14.000 €.

Seguro de Vida

El Seguro de Vida puede desgravarse si el tomador y el beneficiario son la misma persona para los casos de invalidez y enfermedades graves en el caso de los Autónomos en estimación directa.

Además, puedes desgravarte tu Seguro de Vida, en el caso que el banco te haya obligado a contratarlo en la firma de la hipoteca y esté está vinculado al préstamo. En este supuesto, la legislación permite al tomador desgravarse la prima correspondiente en su declaración dentro de las deducciones por inversión de vivienda.

Seguro de Hogar vinculado a una hipoteca 

Al igual que ocurre con los seguros de vida, puedes deducirte tu seguro de hogar si el banco nos ha obligado a contratarlo y el beneficiario de tu póliza es la entidad financiera con la has contratado la hipoteca. Además, solo pueden reducir el pago del IRPF aquellos que se la hubieran formalizado antes de finalizar el 2012. Esto quiere decir que, a partir del 1 de enero de 2013, no pueden desgravarse las viviendas de adquisición habitual.

En definitiva, solo aquellos que hayan adquirido su vivienda antes del 1 de enero de 2013 y tengan como beneficiario de su póliza al banco con el que hayan contratado la hipoteca, pueden desgravarse hasta un máximo de 9.040€ (un umbral máximo sobre el que Hacienda nos reducirá un 15%).

Por otro lado, si tienes una vivienda alquilada a tercero, puedes deducirte el su Seguro de Hogar y el Seguro de Impago de Alquiler.

Seguro de Protección de Pagos de la hipoteca

Al igual que ocurre con los Seguros de Vida y los Seguros de Hogar, muchos bancos obligan a sus clientes a contratar un Seguro de Protección de Pagos para que les cubra en caso de impago por ciertas circunstancias como la pérdida del empleo. En este sentido, se acepta como gasto deducible si entre las condiciones que establece la entidad bancaria para la concesión del crédito hipotecario.

Seguro de Salud

Por norma general, los Seguros de Salud que contratan particulares sin actividad profesional o empresarial para dar cobertura sanitaria a su familia no tienen desgravación en el Impuesto sobre la Renta.

No obstante, los trabajadores autónomos sí que pueden deducirse las cuotas de su Seguro de Salud, si los suscriben como alternativa al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. En estos casos, los trabajadores autónomos se pueden deducir las primas de su seguro y el de su familia, hasta un máximo de 500 euros por cada una de las personas incluidas, y hasta 1500 en caso de discapacidad. También puedes desgravarte tu Seguro de Salud si tu empresa tiene contratado un Seguro de Salud colectivo para todos los trabajadores, o si eres un trabajador por cuenta ajena que dispone de un Seguro de Salud brindado por tu compañía. Consulta la información detalla pinchando en aquí.

Planes Individuales de Ahorro (PIAS)

Los Planes de Ahorro son una excelente forma de ahorra debido a sus ventajas y tratamiento fiscal, siempre que el rescate se realice mediante pensión vitalicia y haya pasado cierto tiempo desde el inicio de la inversión. Si ha pasado 5 años desde el inicio de la inversión y se rescata en forma de renta, solo debemos tributar una cuantía de esta pensión. Esta cantidad variará en función de la edad que tengas en el momento de empezar a cobrarla:

  • Menos de 40 años: 40%.
  • De 40 a 49 años: 35%.
  • Entre 50 y 59 años: 28%.
  • Desde 60 y 65 años: 24%.
  • Entre 66 y 69 años: 20%.
  • Más de 70 años: 8%.

Si retiras el importe acumulado de golpe, tendrás que tributar como ganancias y pérdidas patrimoniales y lo harás por los beneficios obtenidos en función de los tres baremos de tributación del ahorro según la cuantía:

  • Hasta 6.000 euros tributan al 19%.
  • Entre 6.000 y 50.000 euros, al 21%.
  • Más de 50.000 euros, al 23%.  

Planes de Ahorro a Largo Plazo (SIALP/CIALP)

La ventaja fiscal de estos Planes de Ahorro es que quedan exentos de tributar el IRPF si las aportaciones no superan los 5000€ anuales y la inversión se queda 5 años.

Si retiras el capital antes de los 5 años, tendrás una retención en la casilla 35, del siguiente modo:

  • Hasta 6.000 euros tributan al 19%.
  • Entre 6.000 y 50.000 euros, al 21%.
  • Más de 50.000 euros, al 23%.

Plan de Pensiones

Desde el 1 de Enero de 2021 puedes aportar como máximo a tu plan de pensiones 2.000 euros, pero como ahora estás haciendo la renta 2020 puedes desgravarte 8000€. El  ahorro fiscal puede ser muy importante ya que al reducir el importe que aportas de tu base imponible los ingresos por los que pagar a Hacienda bajan y por tanto el porcentaje puede cambiar.

Es decir, supongamos que ganas 30.000 euros e inviertes 2.000 euros en tu plan de pensiones, para Hacienda tu salario se reduce hasta los 28.000 euros para hacer la renta.

¿Qué pasa si soy autónomo?

Todos los autónomos tienen que presentar la declaración de la Renta. Sin embargo, hay ciertas excepciones. Aquellos que hayan ingresado menos de 1.000 euros en todo un año, no están obligados a presentar la Declaración de la Renta. Al igual ocurre con aquellos cuyas rentas obtenidas son inferiores a 22.000 euros anuales de un único cliente (si las rentas obtenidas proceden de varios pagadores, el máximo se situará en 11.200 euros) o con los autónomos cuyos rendimientos de inmuebles tengan un límite conjunto de 1.000 euros anuales y los rendimientos de capitales no superen en su conjunto los 1.600 euros anuales.

En línea general podrás deducirte todos los seguros vinculados a tu actividad como el seguro contra incendios, seguro de robo, seguro de daños a mercancías… 

En este sentido, puedes desgravarte el Seguro de Salud tuyo y el de tu familia, con un límite máximo de deducción de 500 euros por cada una de las personas incluidas, y hasta 1500 en caso de discapacidad.

Si tienes contratado un Seguro de Vida que te cubra en caso de fallecimiento, invalidez permanente e incapacidad total puedes desgravarte un máximo de 500 euros anuales de las primas pagadas.

Asimismo, el Seguro de Responsabilidad Civil es un gasto deducible íntegramente en el IRPF anual, siempre que las coberturas de la póliza estén destinadas a las eventualidades que puedan surgir en el desarrollo de tu actividad económica.

Si eres autónomo y tienes un vehículo como herramienta indispensable de trabajo, también puedes deducirte el gasto de tu Seguro de Auto.

Además, si eres autónomo y trabajas desde casa (te has dado de alta con el Modelo 036 o 037),  puedes desgravarte el Seguro de Hogar Profesional o los suministros de luz y agua.


Ahora que ya lo tienes todo claro, coge tu declaración de la renta y comprueba si has contabilizado correctamente las primas de tus seguros. Llámanos al 952 00 67 20 o escríbenos a info@blbcorreduria.com para cualquier duda. Y recuerda que este post es informativo, si tienes cualquier duda sobre tu declaración contacto con la Agencia Tributaria o busca consejo el consejo de un profesional.



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Condiciones Generales

ACEPTAR
Aviso de cookies