¿Sabes cómo cubrir tu proyecto de promoción inmobiliaria?

Uno de los sectores de actividad que debe afrontar cada día un mayor número de riesgos es el de la construcción. Tanto las empresas como el profesional dedicado a este campo laboral se exponen fácilmente a sufrir accidentes y siniestros de toda clase u ocasionar los mismos a un tercero.


Obligatoriamente, las empresas constructoras tienen que estar cubiertas por un Seguro de Responsabilidad Civil para preservar su propia existencia, pero esto son solo los cimientos de la construcción. Dependiendo de los riesgos a los que este expuesta una empresa de construcción será necesario contratar unos determinados seguros. Desde BLB & Asociados te mostramos los seguros de construcción que te ayudarán a resguardarte ante situaciones en las que te podría reclamar algún cliente o trabajador.

Seguro de Responsabilidad Civil

El Seguro de Responsabilidad Civil es un seguro de construcción obligatorio por ley y te protege de daños que se causen a terceros de una forma involuntaria, por supuesto. Este seguro está dirigido especialmente a constructoras, empresas contratistas, arquitectos, ingenieros y profesionales de la industria; y protege tu patrimonio, el de la empresa y sus colaboradores, frente a las reclamaciones por daños de los que resulte civilmente responsable.

Una peculiaridad de los Seguros de Responsabilidad Civil es que cubren los daños a terceros, pero no cubre el bien sobre el que se está trabajando. Esta es una exclusión que, aunque desconocida, es muy relevante ante un siniestro. Por esta razón es muy importante contar también con un Seguro Todo Riesgo Construcción.

Seguro Todo Riesgo Construcción

Son muchos los riesgos que amenazan la ejecución de una obra, por lo que es muy recomendable contar con un Seguro Todo Riesgo Construcción para que proteja la obra que se está llevando a cabo. Esto es debido a que te proporciona cobertura frente a los daños accidentales sufridos por la obra en sí, así como los que pueden sufrir el equipo y la maquinaria de construcción durante la ejecución de la obra. Este seguro te permitirá cubrir el coste de la propia obra que se está haciendo, por fallos propios o cuestiones impredecibles como un incendio, un robo, el viento, una helada…

Seguro de Garantía Decenal

El Seguro de Garantía Decenal es uno de los seguros de construcción obligatorio para promociones de viviendas nuevas. Las grietas o averías son algunos de los desperfectos más habituales que pueden aparecer tan solo unos meses después de finalizar la obra de una vivienda. Pero, ¿quién se hace cargo de estos daños? Los promotores y constructores deben responder ante estos desperfectos. Aunque, por lo general, es el promotor de la construcción quién lo contratará para garantizar los derechos de los usuarios que reclamen posibles daños materiales que surjan en la edificación. Contar con un Seguro de Garantía Decenal es la solución, protegerá al comprador de la vivienda durante 10 años.

Seguro de Accidente de Convenio

Habitualmente, la mayoría de convenios sectoriales de la construcción obligan a un Seguro de Accidentes que proteja a los trabajadores de estas empresas. El empresario es responsable de los trabajadores y debe velar para que desempeñen su actividad en las mejores condiciones de seguridad y prevención. En caso de que un trabajador sufra un accidente, la indemnización será un derecho para el trabajador de la empresa. Entonces, es la propia empresa quién lo deberá abonar, si no ha externalizado ese riesgo a través del seguro. El incumplimiento de las obligaciones con los trabajadores se puede considerar una falta muy grave, lo que acarrea importantes multas, de hasta 187.000 euros. No es un seguro obligatorio pero el no contratarlo puede traer muchos problemas al empresario. Debes saber que los importes habitualmente de estas indemnizaciones son superiores a 30.000 €. Dicho todo esto, en caso de fallecimiento o invalidez a raíz de un accidente laboral, el seguro concede una indemnización al trabajador o sus beneficiarios, que puede variar en función del convenio al que pertenece.

Seguro de Caución

La Pandemia del Covid-19 está causando trastornos en la industria de la construcción. El cierre de proyectos, retrasos, retirada o revisión de la financiación son solo algunos ejemplos. El Seguro de Caución es una alternativa al aval bancario, pero abaratando los costes, no inmovilizando saldos en cuenta, no computando CIRBE ni consumiendo los límites de crédito con entidades financieras. Su objetivo es asegurar a una de las partes de un contrato o acuerdo, que las obligaciones pactadas se cumplirán. Es decir, garantiza al Asegurado (Beneficiario) la indemnización de los daños que pueda provocar el incumplimiento, por parte del Contratante (Tomador), de una obligación legal o contractual dentro de los importes y condiciones cubiertos. En este sentido, la aseguradora indemnizará al beneficiario por los daños patrimoniales si el tomador incumple sus compromisos legales o contractuales. La cobertura se enfoca en obligaciones de hacer, excluyendo los compromisos de pago como préstamos o financieros. Este seguro es una herramienta necesaria para las empresas que trabajan con la Administración Pública, generan deudas arancelarias o ejercen ciertas actividades para las que se exige una fianza.

Seguro de Avería de Maquinaria

Las máquinas que se utilizan en el sector de la construcción suelen suponer una importante inversión para las empresas, de ahí que sea muy conveniente asegurarla. No obstante, este seguro también es adecuado contratarlo aunque sean maquinas alquiladas a terceros, puesto que nos demandará que se la devolvamos en el mismo estado en que nos la entregó. El seguro de Avería de Maquinaria está destinado a asegurar los daños internos y externos, que sufra la maquinaria destinada a trabajar en obras de edificios o obras civiles, causados por un hecho accidental. De esta forma, la aseguradora te compensa por los costes a los que tengas que hacer frente por su reparación o reposición.

Seguro de Flota

Si además cuentas con una pequeña flota de camiones o grúas para transportar arena, madera, ladrillos o cualquier otro material de construcción, deberás asegurarlos. Mediante un Seguro de Flota agruparás en una sola póliza las coberturas de varios vehículos de la empresa, sean del tipo de que sean (camiones, grúas, coches, furgonetas o motos). Este seguro no se diferencia demasiado de otras pólizas para vehículos, pero una de las principales motivaciones que llevan a las empresas de construcción a contratarlo es el ahorro de costes y la simplificación del papeleo.


No dudes en contactar con nosotros para que te ayudemos a establecer qué seguros son los más convenientes para el desarrollo de tu actividad. Llámanos al 952 00 67 20 o escríbenos a  info@blbcorreduria.com, te asesoraremos sin compromiso.



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Condiciones Generales

ACEPTAR
Aviso de cookies